A35

Tú estas en la semana:

38 semanas de embarazo

Tu bebé a las 38 semanas de embarazo

Tu bebé mide como un tallo de ruibarbo.

Puede suceder en cualquier momento

Tu bebé ya se considera a término, aunque aún falten dos semanas para tu fecha oficial de parto. El 85 por ciento de los bebés nacen dentro de las dos semanas próximas a la fecha de parto, así que probablemente darás a luz en algún momento en las próximas cuatro semanas.

Cambios en la superficie

Tu bebé está perdiendo el lanugo, el cabello fino que cubrió su cuerpo durante meses. Es posible que aún conserve algo en sus hombros, frente y cuello al nacer. El bebé también está perdiendo el vérnix, la sustancia cremosa cerosa que ha protegido su piel del líquido amniótico.

Manejo de desechos

¿Qué ocurre con el lanugo y el vérnix desechados? Una parte acaba en los intestinos de tu bebé, donde luego se convierte en meconio. El meconio es la sustancia negro-verdosa y pegajosa que se convertirá en el primer movimiento del intestino de tu bebé luego de nacer. También contiene células muertas, líquido amniótico y desechos del hígado, páncreas y vesícula de tu bebé.

Desacelerando

La tasa de crecimiento de tu pequeño se desacelera pero aún avanza: El bebé probablemente mide entre 49,5 y 51 cm (19,5 y 20 pulgadas), y pesa alrededor de 3,2 kg (7 libras).

Tu embarazo a las 38 semanas

El agua trabaja

A medida que tu bebé crece, ejerce más y más presión sobre tu vejiga. A pesar de que quede aplastada, debes continuar tomando agua para mantenerte hidratada.

A ponerse en posición

Es hora de repasar tus notas de las clases preparto y pensar qué posición de trabajo de parto prefieres. Ya sea de pie, en cuatro patas o sentada en una mecedora, es útil practicar las diferentes posiciones en este momento antes de que llegue el gran día.

Viaje seguro a casa

Debes instalar en tu vehículo un asiento mirando hacia atrás para que puedas transportar a tu bebé del hospital a tu casa de manera segura (y respetando la ley). Recuerda que solo el 5 por ciento de los bebés nacen en su fecha de parto, así que lo mejor es preparar esto con tiempo.

¿Sabías qué...?

Tu bebé ahora debe estar bajando (“descendiendo” o “moviéndose”) hacia tu pelvis para prepararse para el parto. La buena noticia es que vas a poder respirar con mayor facilidad; la “mala” noticia es que el bebé va a estar más abajo en la pelvis y presionará sobre tu vejiga, así que ¡tendrás que ir al baño con más frecuencia!

También te puede interesar:

Pañales

Pampers Recién Nacido

Nuestro pañal más seco y más suave para la piel de tu recién nacido